Saltear al contenido principal
986 189 549 LLÁMANOS, TE AYUDAMOS
Liquidación De Impuestos De Los Montes Vecinales En Mano Común

Liquidación de impuestos de los montes vecinales en mano común

Los ‘montes vecinales en mano común’, también conocido como “comunidad de montes” son un tipo de propiedad común.  Esta denominación es muy usual en el noroeste de España y, casi en exclusiva en Galicia, ya que 700.000 hectáreas (la cuarta parte del territorio gallego) corresponde a monte vecinal en mano común.

Este tipo de propiedad es de naturaleza privada. Esto significa que tienen la capacidad jurídica para ser gestionados. La Legislación regula su función social y su interés público, y sus propietarios son un conjunto de vecinos con residencia en dicha zona.

Las obligaciones de esta figura son desconocidas para muchos, y esto ha desencadenado una gestión ineficaz de la misma. Debido a esto y a la despoblación y la poca actividad económica que sufren estos montes por su carácter rural, se intentó reorganizar su administración y fiscalidad con diferentes modificaciones normativas.

Órganos de decisión

Las comunidades de montes están compuestas por un órgano de decisión, que es la Asamblea General de comuneros; y la Junta Rectora, que es la encargada de buscar fuentes de financiación para el monte e impulsar su mejora y aprovechamiento.

Fiscalidad de las comunidades de montes

  • Impuesto sobre sociedades (IS):

Se creó el Régimen especial de las comunidades de montes vecinales en mano común, el cual determina un tipo impositivo del 25%, y la no obligatoriedad de presentar la declaración de renta, mientras no haya ingresos ni de gastos.

Existe la posibilidad de reparto de dividendos. Se puede reducir la base imponible en el importe que se gaste, para que ese dinero pueda ser utilizado para la conservación y mejora del monte, o financiación de obras (existiendo obligaciones de reinversión). 

  • Impuesto sobre Valor Añadido (IVA):

Puede aplicarse el Régimen Especial de la Agricultura. En otros casos, como el arrendamiento, se aplica el régimen correspondiente.

  • Impuesto sobre bienes inmueble (IBI):

Se encuentran exentos del pago de este impuesto por ser terreno clasificado como monte a mano común.

Muchas de estas zonas se encuentran inactivas por la falta de gestión de los comuneros o porque las lleva la Administración forestal. Por esta razón, La Consellería de Medio Rural convocó ayudas con la intención de reorganizar la gobernanza de estas comunidades y capitalizar los montes para garantizar su sostenibilidad. No obstante, es necesario dotar de subvenciones a estas comunidades y profesionalizar esta actividad, para así poder garantizar unas rentabilidades mínimas.

Más información sobre esta noticia aquí

Volver arriba