Saltear al contenido principal
986 189 549 LLÁMANOS, TE AYUDAMOS
Salario Mínimo Interprofesional: Polémica En El Gobierno

Salario Mínimo Interprofesional: polémica en el Gobierno

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) apunta a ser uno de los objetivos más polémicos en el futuro Gobierno. No obstante la necesidad de llegar a una cifra acordada no estará exenta de polémica. ¿Cómo ha evolucionado esta cifra y qué podemos esperar?

El salario mínimo que recibe un trabajador por su jornada laboral es lo que recibe el nombre de Salario Mínimo Interprofesional o SMI. Esta cifra anual puede dividirse en 12 o 14 pagas mensuales, dependiendo del país donde se encuentre el trabajador. En el año 2019, el SMI español era de 900 euros mensuales, distribuido en 14 pagas anuales, 1.500 euros en 12 pagas anuales. Un total de 12.600 euros al año.

En años anteriores, concretamente en 2018, fue en diciembre cuando el Gobierno aplicó el último incremento, 191,40 euros al mes distribuidos en 12 pagas anuales. Una subida de un 22,3%, mayor que la del IPC, y puesta en marcha por el Gobierno de forma unilateral. En la actualidad, el compromiso del Gobierno sería el de una nueva subida. La finalidad de este incremento es el de alcanzar un 60% el salario medio de España al final de la legislatura, es decir en 12 mensualidades de 1.341,66€. Esta cifra supera en un 28% a la actual, un aumento que concuerda con la opinión de Europa.

 

Un salario mínimo acorde con la media de cada país 

En el plano europeo, el objetivo que tiene previsto la Comisión Europea es el de establecer un salario mínimo en cada país correspondiente al 60% del salario medio. Esta medida, con la que se evitaría fijar un salario mínimo común para la Unión Europea, ha sido aclamada por algunos socios europeos. El motivo de este reclamo es que se teme que se produzca una pérdida de competitividad en determinados sectores con desplazamiento de trabajadores. Esto se debe a que los costes laborales de Europa central y del este están por debajo de la media.

Otra de las medidas que contempla la Comisión Europea en el entorno laboral es la de crear un seguro europeo de desempleo para rescatar a millones de europeos en riesgo de pobreza. Una red de seguridad y ayuda para solventar las consecuencias de las crisis y dificultades económicas.

 

La subida del SMI y otras propuestas del Gobierno

Sin duda la subida del SMI, tanto a nivel nacional como internacional, no está exenta de polémica, y sus efectos en el mercado laboral no se pueden determinar a corto plazo. Este tipo de indicadores, registrados en la Seguridad Social, cerraron la actividad de 2019 con un aumento de empleadas del hogar en el mercado negro y con la pérdida de horas computadas en el sector agrario. Sin embargo, los ingresos en la Seguridad Social a través de las cotizaciones mejoraron principalmente debido al impulso al alza de los salarios, y no tanto por la reducción de desempleo.

En lo que respecta al actual Gobierno, algunos de los objetivos que propone en el ámbito social son la derogación de la reforma laboral de 2012 junto con la modificación de las causas para el despido objetivo, la materializada subida de las pensiones y la del SMI, previamente mencionada.

Una vez concretadas las propuestas, será necesario evaluar su impacto en el mercado laboral mientras conviven con la digitalización del trabajo y su robotización. En consecuencia, habría que analizar este escenario y cómo afecta en la economía real.

Noelia Puceiro, directora de INTER Asesoría, nos amplía información sobre este tema en su último artículo para Diario de Arousa. Puedes consultarlo haciendo click aquí.

Volver arriba