Saltear al contenido principal
986 189 549 LLÁMANOS, TE AYUDAMOS
Una Nueva Temporada De Verano Y Nuevos Retos Para Los Empresarios

Una nueva temporada de verano y nuevos retos para los empresarios

El verano arranca con la aplicación de la reforma laboral aprobada el pasado diciembre. Y los empresarios se preparan para esta temporada, pero, este año, con nuevos retos: subida de precios, escasez de personal para trabajar, y con la imposibilidad de realizar contratos de obra o servicio.

En cuanto al sector de la construcción, la falta de empleados cualificados ha hecho que las empresas rechacen obras por no poder llevarlas a cabo, y la subida de precios ha provocado que los presupuestos tengan una validez de una semana por no poder asegurar el precio de los materiales y los costes de obra.

En el sector de la hostelería, por otro lado, muchos establecimientos no han podido abrir sus puertas por falta de personal, lo cual ha desencadenado el surgimiento de una nueva figura en la hostelería: los “listeros”, que no son más que intermediarios un que conecta a camareros y hosteleros a cambio de una comisión.

Hoy en día, pocas personas quieren trabajar en el sector de la hostelería debido a las condiciones en las que siempre se ha desarrollado esta actividad: jornadas interminables, salarios bajos y horas extras no remuneradas. Por eso, hoy en día, los hosteleros ofrecen salarios muy por encima del convenio e, incluso, aceptan personal sin experiencia.

El listero ha dejado en jaque al sector, pues mueve grandes cantidades de dinero en negro, no da de alta a los trabajadores, tampoco factura, y cobra altas comisiones. Todo esto por gestionar un grupo de WhatsApp.

El modus operandi es el siguiente: el hostelero solicita personal, y el listero, a través de un grupo de WhatsApp, encuentra a las personas. Ante la desesperación, los hosteleros recurren a esta figura, pero encuentran a los llamados “camareros extra” por un precio muy alto, pues solo prestan servicio por 4 horas a un precio de, aproximadamente, 70€, y luego se van. A esto hay que sumarle la comisión que cobra el listero.

Y ahora la pregunta, ¿cómo se les contrata con la nueva legislación? Tras desaparecer el contrato eventual y los de obra y servicio. Pues el sector servicios con carácter estacional se cubre con fijos discontinuos, pero la mayoría de las veces el hostelero no tiene datos del personal que se le deriva, por lo tanto, no pueden usar este tipo de contrato, ya que siempre es la misma persona la que cubre la vacante. Esto le deja en un temporal y la penalización económica por contrato de corta duración con la posible revisión por uso fraudulento por parte de la Inspección.

Por otro lado, es el hostelero quien tiene que dar de alta al trabajador.

¿Qué ocurre con la figura del intermediario? ¿Qué pasa si no le das de alta a un “camarero extra? haz clic aquí para ver el artículo completo de nuestra asesora laboral, Lorena Torres, en el Diario de Arousa.

Volver arriba